miércoles, 16 de marzo de 2016

La Sinopsis

Una persona, recien licenciada, acude a una entrevista de trabajo. En la sala de espera se encuentra
con alrededor de cien personas más. A final del mes, apenas habrán dos o tres puestos de trabajo
disponibles. Las posibilidades son pocas. Dispondrá solo unos minutos con su entrevistador. ¿Por qué
yo?, se pregunta.

El entrevistador se servirá de su intuición, basado en su experiencia, para recabar la máxima
información posible. En ese breve instante, en esa pequeña conversación, necesita obtener la más
concisa información. Se fijará en detalles que tal vez pasen desapercibidos para el entrevistado. Su atuendo, sus gestos, su forma de hablar y de sonreír. La primera impresión será determinante. De su acierto se sirve la empresa para su buen funcionamiento. Tiene la responsabilidad de no equivocarse. Sabe lo que busca. Y en esos segundos de reloj, no dudará lo más mínimo en hacer a un lado a aquellos que considere inapropiados.

Esa primera impresión, es la sinopsis de una obra que busca una oportunidad editorial. Y
desgraciadamente me doy cuenta de lo poco que se cuida. Yo mismo he comprobado que una mala
sinopsis, junto al fragmento de una buena obra, no recibe respuesta en 6 de 6 propuestas. En el
mismo lapso de tiempo, mejorando la presentación, 2 de 6 agencias literarias solicitan en menos de una semana la obra completa para su evaluación. Es importante. No lo olvides. Pretendes convertirte en escritor. Tienes la intención de vender tu gran obra. Aseguras tener talento e imaginación. Demuéstralo en un par de párrafos. ¿O no eres capaz?

¡Ánimo!

No hay comentarios:

Publicar un comentario